CONSEJOS PARA ELIMINAR HÁBITOS COTIDIANOS QUE PUEDEN DEBILITAR EL SUELO PÉLVICO

 

 

- Una vez que ha comenzado a orinar, no haga ejercicios de contracción del suelo pélvico para intentar retener la orina. Termine tranquilamente y sin forzar.

 

- Evite vestir prendas ajustadas que compriman la zona.

 

- Evite la obesidad o ganar peso bruscamente, el estreñimiento y los procesos de tos crónicos.

 

- Cada seis meses realice una autoevaluación con los conos vaginales o con las bolas chinas.

 

- Los ejercicios deben convertirse en un hábito para mantener un buen tono, ya que la inactividad favorece las recaídas.

 

- Adquiera la costumbre de contraer los músculos del suelo pélvico, cada vez que vaya a realizar un esfuerzo.

 

- No debe realizar ejercicios abdominales clásicos. Si desea fortalecer su musculatura abdominal realice gimnasia hipopresiva u otros ejercicios tonificadores.

 

- Intente orinar cada 3 horas, con o sin ganas.

 

- Es conveniente beber por lo menos 6 vasos de líquido al día. Evite bebidas excitantes como café, té, refrescos con gas, alcohol, etc.